martes, 24 de julio de 2012

leyendo a zurita

leyendo a zurita
descubrí
que la muerte se ovilla
en los versos
como en el fondo de un nido
de saliva y lenguas

leyendo a lihn
entendí
que el recuerdo
se retuerce
como una rama
con frutos
de reuma

leyendo a bukowski
aprendí
que la vejez se encurte
en el alcohol de mal vino
y en el interior
de latas de cerveza
baratas

leyendo a zurita
leyendo a lihn
leyendo a bukowski

los poemas son cenizas
el sabor de los versos
vinagre en la garganta
y en los dedos
huellas de nicotina

y al final
advertí
que leyendo a dante
la palabra estrella
me acerca
tres veces
al corazón

2 comentarios:

  1. Algo de vida en este blog!!! Y es vida manchegaaaa! Gracias, gracias, gracias... porque muchas veces debo a Hilia y sus respuestas (eso sí con cuentagotas y caras, pero no por ello las agradezco menos), debo a sus respuestas evitar la sensación de dirigirme a una pared. Luego, en las estadísticas rondo las 4 mil visitas mensuales, pero unas palabras son lo que necesito en estos momentos de soledad tan extrema.
    Gracias!!!

    ResponderEliminar