viernes, 9 de marzo de 2012

Dos apuntes sobre la escritura como catarsis

1-Toda escritura es catártica, toda escritura es catarsis en cuanto a que el escritor, cuando escribe, siempre que escribe, ventila, airea sus demonios interiores, da luz a sus males y preocupaciones. En caso contrario, si no exorciza sus males, esta escribiendo la Catedral de Mar o es Ken Follet.

2-En tanto que un escritor siempre repite hasta la exasperación el mismo o los mismos temas, en tanto a eso, no hace sino trabajar en una depuración maniática y neurótica, en una lucha de desgaste con eso que lo atormenta con la vana idea de poder lograr descanso. Si no es así, es porque ya tiene descanso en una de sus lujosas casas, es porque se llama Vargas Llosa, o se llama Javier Marías, y casi podría decirse que no es escritor, y si en algún momento lo fue, acabó por extraviar la inspiración (que es el deseo intenso de catarsis) en algún lugar entre el camino que une la mansión y el banco.

2 comentarios:

  1. esto me lo voy a imprimir y lo voy a rezar cada noche antes de ir a dormir.

    ResponderEliminar
  2. jajaja: me alegra muchísmoooooo!!!

    ResponderEliminar